Mucho se ha leído sobre el tema del conflicto limítrofe con Perú, mucho se ha dicho y mucho se ha escrito en estos días al respecto, muchas cosas ciertas, pero sin lugar a dudas algo que se ha echado de menos es la cautela en los juicios que se han dado.
No vamos a entrar a discutir la validez de los dichos y la propuesta de Toledo, creo que son manotazos de ahogado de un Presidente desesperado por su mala gestión, tratando como sea posible de salvar su imagen a costa de otros, y de pasada pavimentar el camino para su partido en las elecciones de abril del 2006.
No se puede acotar nada respecto a la decisión del congreso peruano de aprobar en forma unánime el proyecto de ley presentado por el gobierno de dicho país de delimitar las fronteras marítimas teniendo como base nuestro mar , me parece que es algo que no procede, es algo que carece de cualquier sustento jurídico (según dos convenios firmados hace más de 50 años).
Tampoco vamos a entrar en el terreno mismo de nuestro gobierno, que sin lugar a dudas no vio con malos ojos una controversia, que lo más probable es que sea una bomba de huma, que los puede legitimar en el momento en que su caballo de batalla para las presidenciales de diciembre baja en popularidad.
Lo que si parece grave son los comentarios anti peruanos argüidos por muchos, tal como el llamado a hacer soberanía a toda costa.
Hace unos años celebrábamos cuando en el Consejo de Seguridad de la ONU, nuestro país optó por la paz , absteniéndose de votar en lo referente a la invasión a Irak, hiendo incluso en contra de Estados Unidos en esa ocasión. Sin lugar a dudas Chile demostró una madures cívica impresionante ante el mundo.
Chile ha avanzado mucho en el último tiempo, somos una sociedad más abierta, más evolucionada que hace 5 años atrás, y por lo mismo debo pensar que somos más o igual de civilizados que en dicha ocasión.
Una sociedad civilizada deja atrás los conflictos históricos y se acerca a sus vecinos como pares (lo hizo Francia e Inglaterra con Alemania en su momento), una sociedad civilizada piensa en la hostilidad como último recurso de mediación de problemas y no como el primero.
Creo que Chile esta a las puertas de sentar un precedente valioso en estas épocas de violencia que vivimos, el de mostrarle a todo el mundo, que podemos solucionar nuestros problemas por la vía del dialogo, y no dejar que se aprovechen de nosotros, utilizando sólo palabras como armas de defensa.
A su vez, y viendo el trato a nuestros vecinos, este no se condice con una sociedad que le gusta jactarse de sus logros. Demostremos nuestro “desarrollo”, respetando a nuestros pares, aun cuando vayan por el camino errado, creo que es lo mínimo.
La verdad, lo más probable es que este tema no pase a mayores, de hecho lo más seguro es que esto no sea más que una buena bomba de huma, pero ante el alarmismo de algunos, siempre se hace necesario reflexionar sobre lo que hacemos y como lo hacemos, y creo que este es un momento de esos.

Volver a la Página de Inicio>>>