“La Responsabilidad no se Delega, se Asume en Plenitud de Grado”, este principio básico de la gestión de empresas y organizaciones encaja a la perfección con la situación de gobierno actual. Pongámonos en dicho plano.
Alberto Fujimori llega a nuestros país de improviso el pasado Domingo, 6 de noviembre. Hasta ahí todo bien.
El día Lunes por la madrugada es tomado preso de acuerdo a una orden de extradición emanada por el gobierno del Perú. Seguimos igual.
El día Miércoles la candidata presidencial Michelle Bachelet, cuestiona el obrar de Policía Internacional, organismo dependiente del Ministerio del Interior, por no haberle impedido la entrada al ex presidente prófugo de la justicia.
La respuesta no se hizo esperar, tanto los candidatos contendores a la presidencia, tal como expertos jurídicos le hicieron ver a la candidata su absoluta ignorancia en el tema. Es más sus mismo partidarios le pidieron que no siguiera hablando, ante la evidente imprecisión en que había caído ella, al no caer en cuenta que no se le puede negar la entrada a una persona declarada reo por un país, sino que se le debía tomar presa para comenzar los trámites de extradición.
Pero ahí quedó una duda, alguien no hizo su trabajo, no tomó preso a Fujimori, y por ende este entró como hombre libre al país. Resultado, un funcionario de 28 años de Policía Internacional fue removido de sus funciones. Comenzaron los problemas.
No voy a entrar en la discusión de su hubo o no un error de procedimientos, porque lo hubo, y por ende hay sanciones. Lo que si es definitivamente grave es que una persona común y corriente deba purgar con los errores de muchos
¿Cómo es posible que en país como Chile no se sepa de antemano que Alberto Fujimori iba a entrar como cualquier mortal a nuestro territorio? Para que tenemos sistemas de inteligencia, si estos no son capaces de sacar una información tan sencilla, o debemos pensar que se sabía esto de antemano e involuntariamente o por conveniencia se hizo caso omiso de esta información.
¿Acaso no es inconcebible que un día Domingo no hayan superiores en la Policía Internacional Chilena? Esa fue la respuesta del Director de dicho organismo. Supongo que pensó que los prófugos los días Domingos descansan y no cruzan fronteras.
Peor aun, ¿Qué podemos esperar si el responsable de todos los organismo mencionados, nuestro Ministro del Interior, Francisco Vidal, no sólo no asume el error de procedimiento, sino que apunta hacia sus subordinados, en busca de culpables?
Ahora nuestras autoridades se quejan porque hay sectores que sugieren que esto se sabía de antemano y sólo se buscaba desviar la atención de la opinión pública en busca de un aprovechamiento electoral en un minuto donde la candidata de la concertación va cayendo en las encuestas. Mi pregunta es que pretenden, si con su obrar es lógico que se piense en dicha hipótesis, sobre todo estando a menos de un mes de las elecciones y hiendo inminentemente a una segunda vuelta (o ballotage como dicen los ciúticos).
La responsabilidad no se delega, se asume en plenitud de grado, y si el último eslabón de la cadena debe pagar por su error, también lo deben hacer todos quienes erraron.
De lo contrario todo se transforma en lo actual, una burla que sólo busca dejar bien al gobierno, en complicados minutos electorales.
Saquen ustedes sus propias cuentas.

Volver a la Página de Inicio>>>