Acá estrenamos una nueva sección. Todo lo que quiera saber sobre televisión, los programas dignos de destacar y que nadie ve, aquellas basuras que vale la pena omitir, y aquellas producciones que sin lugar a dudas nadie se puede perder, esto es SOBREDOSIS DE TV:

Programa: Franja Política
Canal: Cadena Nacional
Horario: Todos los días a las 12:00 y las 20:40 Hrs.
Rating Promedio: Dependiendo del Canal puede llegar a los 25 puntos online.

Como cada periodo eleccionario, llega la franja política, y todos los partidos plantean su estrategia para captar a través de la pantalla, aquellos votos indecisos que todavía dan vuelta en el universo electoral.
Pues ya con 5 días de franja acuestas se pueden comenzar a realizar balances críticos sobre lo exhibido.
Sin lugar a dudas la factura técnica de este año muestra una mejora acorde al acceso a tecnología que existe hoy en día, que lleva a mostrar propuestas audiovisuales que rozan lo impecable (los carteles con caras reales del PPD y RN son un ejemplo de esto). Esto se puede ver manifiesto en que tanto en las tandas presidenciales, como en las destinadas a senadores y diputados se denota un esfuerzo por entregar un producto televisivo ordenado y por sobre todas las cosas entendible para el espectador.
La gran falla esta en el contenido y la propuesta.
Más allá de derroches innecesarios de creatividad, (como el rock del partido radical o la participación del publico dando respuesta a estúpidas preguntas vía mensaje de texto de la DC; Por favor!!!) , se nota una falta de ideas que hacen del producto electoral algo lejano para el espectador. Tal vez, sean el Pacto Juntos Podemos (con la franja de Tomás Hirsch) y la candidatura de Andrés Zaldívar, los que se acercan en sus escasos minutos a una propuesta más lúdica con respecto a sus contendores, el resto ni hablar.
A su vez, se extrañan guiños para la memoria colectiva, propuestas como el video del NO, o los himnos de batalla de Arturo Frei Bolívar y Patricio Aylwin (ese “Gana la Gente” ya es un tesoro de la trivia política nacional).
Por lo demás, se nota una excesiva falta de maldad, en el buen sentido de la palabra. Los ataques y la contracampaña de años anteriores, fueron reemplazados por una emotividad envasada que roza el picadero de cebollas (Michelle Bachelet y Piñera abusan de este recurso) y que poco aporta a un necesario y carente, hasta el minuto, debate.
Todo lo expuesto termina por llevar a ojos de los televidentes una franja aburrida y sin mayores brillos.
Puntos rescatables, como se está intentando (fallidamente, eso si) acercar a todos los candidatos al público, mostrándolos en aspectos más humanos y cotidianos; y por sobre todas las cosas la franja de los independientes y como estos se las ingenian en 5 segundos para llenar de verdad la pantalla chica (ese TRABAJO, TRABAJO TRABAJO!!! Llega a ser conmovedor).
¿Porqué ver la Franja? Porque hay que estar al día con la contingencia nacional.

Volver a la Página de Inicio>>>