Desde la cuneta comentamos para ustedes lo peor de la pantalla grande, aquellas películas que nunca debieron filmarse, aquel dolor de cabeza de los productores cinematográficos. Todo esto aquí en SEPTICOOOOO ARTE:

A fines de los 70, comenzó el boom del cine de terror en el cine estadounidense, diversos monstruos y asesinos en serie adornar la pantalla para sacarnos alguna palpitación extra de nuestra corazón, un sudor helado o simplemente un exceso de respiro.
Bueno, entre Freddy Krueger, Michael Myers, Jasón Voorhees, y otros tantos hubo uno propuesta que se fue por los tarros.
Un grupo de Tomates genéticamente alterados por el ejercito, cobran vida y empiezan a atacar a la civilización humana. Esa es la génesis de “El Ataque de los Tomates Asesinos”. Así es como un grupo de científicos se une con el fin de salvar a la humanidad de este gran flagelo.
Obviamente al ser parte del Cine B estadounidense, esta película cuanta con un elenco barato, de hecho ningún actor es conocido, ni logró la posteridad, efectos especiales artesanales, y por sobre todas las cosas un guión que roza lo ridículo.
¿Qué la salva? Que dentro de lo mediocre que es la cinta, la idea es tan jocosa, que llegaron a realizar dos secuelas (Ojo, que en la última entrega actúa el gran George Clooney), una serie animada, y una línea de juguetes para los niños. Es decir, en términos simples, la idea fue rentable.
¿Por qué verla? Porque el debate de los transgénicos está de moda.

Año: 1978
Duración:81 minutos
País: Estados Unidos
Elenco: David Miller y George Wilson
Dirección: John de Bello
Censura: Mayores de 14 años
Calificación: No sólo una mala película, sino que es una mala película con legado.

Volver a la Página de Inicio>>>