El pasado Miércoles fue el segundo debate presidencial. Si bien se habla que puede haber un tercer enfrentamiento entre los candidatos antes de las elecciones del 11 de diciembre, este sería eventualmente el último. Es por esto que acá van las 10 razones por las que hay que ver un debate presidencial:

10. Para sentirse comprendido: Es lógico, los chilenos necesitamos a alguien que entienda nuestros problemas y amarguras, que se ponga en nuestro lugar, nos suba el animo, nos deje soñar, y nos haga creer que todo es posible. Lástima que esto se de solamente por 6 meses, cada 4 años.
9. La Esperanza de ver un debate: Tuvimos la oportunidad el 89´ y no paso nada, estuvimos expectantes el 93´ y nos quedamos con las ganas, el 99´ creímos que por veríamos algo, y no. Nunca se pierde la esperanza de ver un debate de verdad.
8. La Desigualdad: Obvio, es interesante ver como uno de los hombres más ricos de Chile, una mujer que ha ganado no poco dinero en el gobierno, uno de los dueños de una de las universidades privadas con más dinero en nuestro país, y el mayor representante legal de Kodak en nuestra capital, nos hablan de desigualdad y rasgan vestiduras como si alguna vez la hubieran vivido en carne propia.
7. Para subirse la confianza: Hasta el candidato con menores posibilidades habla de cuando sea Presidente de la República. La confianza que se irradia es increíble, todos están ganando, todos ocupan La Moneda en marzo. Es para subirle la autoestima a cualquiera, sin lugar a dudas.
6. Para aprender algo de diplomacia: Nadie se sale de su libreto. Los periodistas preguntan lo justo y necesario sin hacer olitas. Los candidatos a lo más se limitan ha tirar directas suaves sin mirar a la cara a su objeto de críticas. Si usted anhela entrar a la academia diplomática, viajar por el mundo, representar a nuestro país en otros lugares del globo, véalo, algo puede aprender.
5. Para saber en que ha fallado el Gobierno anterior: Bajo un estricto control mediático, se controla la información de gobierno. Si se dicen cosas que al presidente no le gusta, los ministros llaman a los canales de televisión. Bueno, siempre es bueno escuchar las opiniones del resto, aunque sea para debilitar a la candidata oficialista.
4. Para entender de una vez por todas el significado de la palabra triunfalismo: Claro, uno ve a los jefes campaña, y todos consideran que su candidato fue el mejor, que los demás hicieron el loco, que de verdad fue todo un trámite, y que no esperaban menos de su representante.
3. Fin a la Delincuencia: Claro, con estos 4 paladines de la justicia, ningún malhechor se atreverá a osar a nuestra seguridad. Podremos dormir tranquilos, nunca más tener miedo. Nuestros candidatos lo dan por garantizado.
2. No Hay Nada Mejor Que Ver: Para bien o para mal, el debate se transmiten casi todos los canales. Si no tiene cable, puede que sea la única opción.
1. Para acordarse de la época del colegio: Lógico, ante tanto desfile de meritos, discurso manoseado y promesas al viento, es imposible no rememorar aquellas campañas para presidente del centro de alumnos de su colegio. Es lo más cercano.

Volver a la Página de Inicio>>>

Anuncios