Los programas dignos de destacar y nadie ve, aquellas basuras que vale la pena omitir, aquellas producciones que sin lugar a dudas nadie se puede perder, esto es SOBREDOSIS DE TV:

Programa:La Noche de Cecilia
Canal: Mega
Horario: Miércoles, 22 Hrs.
Rating Promedio: 12 puntos online.

Algo le pasó a nuestra querida Chechi, sin lugar a dudas. Tal vez con su matrimonio con dulcito, y mientras se dedicaba a la crianza de Máximo, dejó de ver la cajita estúpida. Sólo así se explica la nomezclatura de su retorno a la televisión.
Al parecer la Bolocco se olvidó que la televisión, desde su salida de las pantallas en el año 2002, ha cambiado mucho. La gente se acostumbró a ver productos más dinámicos, con mayor participación del público, pero por sobre todas las cosas con lineamientos claros, y tiempos definidos.
Así es como irrumpieron programas como Mucho Lucho, La Ultima Tentación y De Pe a Pa (quién cambio su estructura), entre muchos otros donde la idea central es los invitados y no los conductores. También surgieron programas como Rojo, Vértigo, o los mismo realities, donde el público juega un rol fundamental en el desarrollo del producto. Al parecer Cecilia no hizo sus tareas y no tomó en cuenta esta evolución televisiva.
¿Cuál es el resultado? Un programa atemporáneo, mezcla entre Viva el Lunes y los estelares de gala de antaño, donde la idea central es nuestra diva criolla.
Así se le puede ver intentando coquetear con algunos invitados o bien haciendo intentos de entrevistas en solitario, que por ritmo y profundidad no llegan a ninguna parte (Ej. Charly García), es más sólo buscan destacar la figura de la diva.
En contrapartida, se le puede ver intentando conversar con 4 ó 5 invitados simultáneamente, y cayendo en el pecado mortal de no dar espacio a ninguno de ellos, por tratar de llegar a todos.
Todo esto condimentado por una sección de juegos tipo kermesse, que hoy en día a la única persona a quien le resulta es a Vivi Kreutzberger en su espacio de día Sábado, y una suerte de personaje humorístico (Gonzalo Robles), que de humor no tiene nada, y que leyendo los correos intenta emular de mala forma al brillante de Alvaro Salas y sus noticias.
Sobre los aspectos técnicos, lo único que se puede decir es que resulta insólito, a decir lo menos, que no haya existido ninguna cabeza pensante en el equipo del programa, que apuntara el hecho que no se puede hacer televisión en cualquier parte, y que espacios como el Palacio Riesco (perdón, Palacio Bolocco), por condiciones de audio, iluminación, y utilización de espacios, no cumple con las más mínimas condiciones para hacer un programa de alta factura televisiva como se pretendió hacer.
¿Porqué verlo? Para poder pelar al día siguiente.

Volver a la Página de Inicio>>>