Películas para el olvido, desperdicio de creatividad, el castigo ideal para los niños maldadosos, obras que el sólo exhibirlas atentan contra los derechos humanos, lo peor de lo peor, en SEPTICOOOOO ARTE:

Con el impacto de Bajos Instintos de Paul Veerhoven, que posicionó a este thriller erótico como un éxito de taquilla, y Sharon Stone como icono sexual, los ejecutivos de Hollywood no tuvieron mejor idea que llevar a la pantalla una mala copia de esta cinta, con el fin de exprimir el género.
“El Cuerpo del Delito” tiene todos, absolutamente todos los ingredientes para ser recordada como una de las peores cintas del cine moderno. Vamos por partes.
Una trama absurda que se traduce en la acusación en contra de Rebecca Carlson (Madonna), a quien se le imputa el haber asesinado a su marido, un anciano millonario, usando el acto sexual como arma, con el fin de quedarse con la herencia. Luego, obviamente conoce a su abogado defensor Frank Dulaney (William Defoe), lo que se traduce en sexo, sexo y más sexo.
Las actuaciones rozan lo amateur al punto de caer al nivel de obra escolar, tal como los diálogos que caen en clichés y frases preelaboradas que no tienen ningún fondo, ni aportan a la historia.
La dirección es bastante pobre lo que se traduce en escenas de cama mal cuidadas con una iluminación pobre, y que no aportan ni en sutileza, ni por último en la transmisión de una sensación tan básica como el erotismo.
En resumen, una muy mala película.
¿Por qué verla? No da para verla ni por televisión abierta, ya que las escenas de sexo serían cortadas.

Año: 1993
Duración:101 minutos
País: Estados Unidos
Elenco: Madonna, William Dafoe, Anne Archer, Joe Mantegna
Dirección: Uli Edel
Censura: Mayores de 18 años
Calificación: Para los fans de la cantante y los calientes de alma.

Volver a la Página de Inicio>>>

Anuncios