Películas para el olvido, desperdicio de creatividad, el castigo ideal para los niños maldadosos, obras que el sólo exhibirlas atentan contra los derechos humanos, lo peor de lo peor, en SEPTICOOOOO ARTE:

Muchos critican a Steven Spielberg, que es un director comercial, que el tipo sólo busca vender, y un largo etcétera. Pero no podemos negar que es un gran cineasta, películas como Munich, Rescatando al Soldado Ryan, Tiburón, Indiana Jones, ET, y La Lista de Schindler entre otras, son grandes muestras del cine actual. Por lo mismo resulta imperdonable este remake de la transmisión de radio de Orson Wells.
Claro, en 1938, el maestro Wells logró generar una histeria colectiva que llegó incluso a suicidios en masa ante la idea de una invasión extraterrestre, y así causó tal furor que se llevó a la pantalla grande en más de una ocasión.
Bueno, ¿Qué trae de nuevo esta adaptación? A Ray Ferrier (Tom Cruise), un padre desnaturalizado y poco comprometido que debe cuidar a sus dos hijos, Robbie y Rachel (Justin Chadwin y la talentosísima prepuber del cine actual Dakota Fanning) en medio del caos que se provoca al comenzar una invasión marciana en la tierra.
Ahora, el tema es que definitivamente la historia se tiende a diluir en una serie de pirotecnia de efectos especiales que más que apoyar le quitan el suspenso a la historia, y en un rol de Tom Cruise que definitivamente no le calza (No se le puede dar el rol de padre desnaturalizado a un mamón por naturaleza). Es así como la historia se transforma en un desfile de lugares comunes, trama predecibles y lo que es peor, los ya clásicos “Happy Endings” del cine de Spielberg que nos llevan a giros injustificados con tal de dejar conforme a todo el mundo (me refiero al desenlace que tiene el hijo de Tom Cruise en la cinta).
¿Por qué verla? Sólo para saber como se mata a un extraterrestre metiéndole una granada por el poto.

Año: 2005
Duración:116 minutos
País: Estados Unidos
Elenco: Tom Cruise, Dakota Fanning, Miranda Otto, Tim Robbins
Dirección: Steven Spielberg
Censura: Mayores de 14 años
Calificación: Sólo para gente con gustos marcianos.

Volver a la Página de Inicio>>>