Películas para el olvido, desperdicio de creatividad, el castigo ideal para los niños maldadosos, obras que el sólo exhibirlas atentan contra los derechos humanos, lo peor de lo peor, en SEPTICOOOOO ARTE:

Esta cinta de 1988, por mucho tiempo censurada en Chile, y que su intento de exhibición provocó la ira del episcopado, la furia del Provenir de Chile, y las pataletas más insólitas del Cura Hasbún puede ser una de las grandes charadas del cine actual. Nunca una cinta tan mala, despertó tanta polémica.
Sí, el escándalo del “Código Da Vinci” no es nada comparado con lo que provocó esta película.
La historia, Cristo (William Dafoe) al minuto de ser crucificado, se resiste a su destino y decide comenzar una vida de mortal junto a María Magdalena (Barbara Hershey).
Ese sólo hecho, provocó una controversia de proporciones a nivel mundial y hasta el día de hoy, ya que para los grupos cristianos más ortodoxos, la pura idea de esto es una herejía.
La trama de la cinta es confusa, los diálogos no aportan a la claridad de un film en extremo lento, pretencioso y extremadamente reflexivo.
A su vez, la fotografía más que aportar a dar un ritmo medianamente ágil a una historia que de por si es pesada, la hace más densa y difícil de digerir.
Es extraño ver como Martín Scorcese puede entregar un producto tan mal elaborado, porque la verdad la cinta no tiene nada bueno, es mal actuada, es aburrida, y no aporta nada.
El hecho culmine…Cuando el final de una película es inentendible para todos, quiere decir que algo anda mal.
¿Por qué verla? Sólo para entender el porque de una polémica que por lo menos en Chile sigue hasta hoy (si no ver las reacciones tras su transmición en TVN hace uan semana) y por la banda sonora que es francamente extraordinaria.

Año: 1988
Duración:164 minutos
País: Estados Unidos
Elenco: William Dafoe, Harvey Keitel, Barbara Hershey
Dirección: Martín Scorcese
Censura: Mayores de 18 años
Calificación: Como cargar una pesada cruz.

Volver a la Página de Inicio>>>