Las mujeres están de moda, sí, y obvio después de pasar meses aguantando los olores escatológicos que abundan en esta página producto de lo que implica tener a tres hombres trabajando acá (Don Shock®, Gustavo y quien les habla), llegó la hora de poner algo de aseo, café bien hecho, y crisis premenstrual.
Esta página está cambiando, y por lo mismo los dejo con ella, nuestra nueva musa inspiradora, nuestro motivo de suspiros, la Eva entre tres Adanes.
Hoy en esta página, les presento en sociedad a nuestra nueva integrante. Periodista, 28 años, importada directamente de Viña del Mar….¡¡¡La Ale Pavez!!!, y esta es su sección.

Escrito por: La Gorda

Mi vida cotidiana suele ser una montaña rusa de emociones, decepciones, contradicciones y cualquier otra palabreja con la terminación “ones” que venga al caso (obviamente excluyendo todo contenido que atente contra la moral, las buenas costumbres y lo que me enseñó mi queridísima madre).

Como ahora, por ejemplo, que el Chere me estuvo varios días tentando para que me uniera a su página y la dotara de las tonalidades rosas, lilas y verde agua que impregnan mi existencia femenina desde que me cambié de pega y entré a trabajar a una empresa liderada, evidentemente, por daltónicos o turistas japoneses, que nos obligan a vestir como fans de la Familia Engals de “La Pequeña Casa en la Pradera ”.
Bueno, en versión tempera-acuarela y todo, el Chere me lanzó su (lamentablemente decente) propuesta y yo me puse FELIZ de que alguien en este mundo le diera bola a mis análisis no contingentes de la vida y me ofreciera publicarlos.
En tiempo record (la vida me ha enseñado a no hacerme la difícil, ni regodearme), le dije al Chere que bueno, y llamé a mi hermana para decirle que se preparara, porque iba directo a la fama (noticia que le importó medio comino, porque no es la primera vez que me tropiezo en los primeros peldaños del camino al éxito).

¿Y que cosa tienes que hacer? me preguntó con la misma emoción de un bostezo.
-¡¡¡Escribir!!!, le gritonié contenta, para que se contagiara un poco conmigo.
-¿Y de que?, mugió.
-¡¡¡De mi!!!!!
-¿De ti? me preguntó dudosa
-Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, le contesté impaciente.
– Mmmmmm…
-¿Mmmm que?
-¿Y por qué de tí?
-Que se yo, le caeré simpática. Me dijo que estaba buscando una perspectiva femenina inteligente para democratizar su página.
-¡¡¡Ahh!!! ¡¡¡Entonces ese Chere te tiene ganas!!!, se entusiasmó, con voz de que se había ganado el loto.
-No… na` que ver…. me habría dado cuenta. No, no, no, no, seguro que no… ¿¿¿Tú crees que sí???
-¡¡¡Siiiiiii!!! Y si no, ¿Qué?, ¿Quiere leer lo que escribes por amor al arte?
-¿Y por qué no? Las monjas del colegio decían que escribo re bonito.
-Pffffffff Ale, por millonésima vez, la poesía que escribiste para el día de la mamá era fome, el cuento que le hiciste al Vaticano nunca le llegó al Papa y las cartas al viejo pascuero no cuentan.
-Pero… ¿Y el discurso que me hicieron escribir cuando salí del internado?
-Ahhh bueno, eso te pasó por ñoña, yo todavía me estoy riendo. Y el resto del colegio también…. es que de repente exageraste un poco cuando te pusiste a llorar, ¿Te acuerdas que te tuvieron que quitar el micrófono
-¡¡¡Pero si me dio pena!!!
-Al resto de nosotros nos dio risa, pero bueno, en vez de escribir leseras, engrúpete a ese tal Chere, que te tiene ganas.
-Mmmmmm… en una de esas….

Por mucho que mi hermana sea la persona más desatinada del planeta, tiene suerte con los hombres, así que me dejó media confundida y media entusiasmada también, porque ya llevo DEMASIADO tiempo soltera y si sigo así, mejor empiezo a reservar pasajes para volver al colegio, pero no al internado donde estuve doce años, sino que al CONVENTO, para ser colega de las misioneras que iluminaron mi vida y me convirtieron en la buena, honrada, justa, samaritana y solidaria persona que soy hoy día.
La vida es dura para alguien como yo, que sería recibida con los brazos abiertos en cualquier comunidad Amish.
¡¡¡Guacala!!!, prefiero morir como Juana de Arco a que San Pedro me ponga de primera en la fila por no haber tentado a ningún Adán.

Consultadas todas mis amigas, que coincidieron con mi hermana y me animaron a vestirme de femme fatal en versión Teletubi y juntarme con el Chere, con la excusa de pedirle detalles de la columna, partí hacia The Chere and Shock Enterprises®.
Y bueno, con todo lo dicho, imaginarán fácilmente la expresión de mi rostro cuando El Chere me presenta triunfante su idea de escribir la columna de “Diario de una gorda” o algo por el estilo, y me pide mas encima una foto de cuerpo entero para ilustrar al lector sobre mis atributos físicos, que son comunes para cualquier rolliza y abultada criatura con las mismas posibilidades de triunfar en Hollywood, que de cavar un hoyo y llegar a China.
Y El Chere, que no se imagina que fue mi novio imaginario y el padre de mis futuros hijos por un día completo, me fusiló diciendo:

-Es que se me ocurrió la idea y no encuentro a nadie mejor que tú para escribirla, además, como tu sección saldrá cada 15 días, nos puedes ayudar con la limpieza de la oficina, los baños y nos sirves café, porque el del Shock, en verdad apesta.
-Sí, Chere. Le respondí, mientras pensaba en tres sugerencias de lo que puede, a futuro y cuando tenga tiempo, hacer con su famosa escoba o plumero que pretende facilitarme.¡¡¡Reducto calvo de machista no asumido!!!
-Ahhh, y para efectos prácticos, tratame de Don Chere, por favor. Me remató.

Bueno, futuro jefe, al menos me ahorré tener que escribir una presentación de mi misma…Creo que con los últimos hechos, queda de manifiesto.
¡Ah! Y si al recibir estos descargos no me encuentras por ningún lado, seguramente habré emigrado para convertirme en musa de Pedro Pablo Rubens, aquel mítico pintor de las hermosas gordas. Y si fallas ahí, encuéntrame buscando veneración en la India.

Volver a la Página de Inicio>>>